Lectura de Cartas del Tarot
El Tarot es un símbolo  adecuado para la
meditación. Cuando se consulta al Tarot
lo que se lee es la propia vida. Los
símbolos nos muestran a nosotros
mismos, nuestras pasiones, nuestros
deseos inconscientes, para convertirlo
en comprensión, en conciencia. Es un
valiosísimo medio de autoconocimiento
que nos muestra el viaje en el que
estamos.
¿Y la adivinación? No es tanto la predicción de acontecimientos como la comprensión del destino, por ello la
adivinación es básicamente la revelación del proceso. Y los acontecimientos no son sino las situaciones a través
de las cuales discurre nuestro viaje.
Las imágenes del Tarot no significan personas, cosas o acontecimientos, sino que proyectan a las personas, cosas
y acontecimientos dentro de ese contexto. Los personajes del Tarot irrumpen en nuestra vida para traernos
mensajes de gran importancia.
El viaje a través de las cartas del Tarot, es básicamente un viaje a nuestra propia profundidad. Cualquier cosa que
encontremos en este viaje es un aspecto de nuestro más profundo yo. Nos servirán de puente que nos lleva en
busca de la sabiduría ancestral que todavía se halla en nosotros/as mismos/as en esa profundidad del ser. Una
sabiduría muy necesaria para resolver nuestros problemas personales.
El Tarot es una herramienta que siendo bien utilizada,
pretende ayudarnos a la reflexión consciente; algo con
lo  hemos podido darnos cuenta de algo, y cuando
hacemos esa interiorización, algo cambia en nuestro
interior que posteriormente conlleva a modificar nuestro
entorno de una forma positiva.
Los arcanos no sentencian ni juzgan a nadie; ellos nos
recuerdan el paisaje interior por el que hemos de
movernos porque eso equivale a hacernos conscientes
de nuestra propia naturaleza humana. Todo lo que en la
vida es una desgracia, viene de la falta de claridad para
con uno/a mismo/a. Superados los espejismos que nos
confunden,  se accede a la posibilidad de vivir una vida
sincera y real, en la cual ya no es necesario estar
fingiendo nada a nadie. Los problemas nunca están
fuera de nosotros, sino dentro de nosotros.
Estamos habituados a llamar problemas a los hechos externos a nosotros porque nos olvidamos que los hechos
externos son siempre subjetivos. Sabemos más cosas de las que creemos. Somos un universo aún desconocido.
Las cartas nunca sentencian nuestro futuro, solo nos indican la dirección que llevan nuestros pasos; luego será el
consultante quien deba decidir la modificación o no del rumbo que lleva. Es decir: el Tarot ayuda a la libertad
mediante el conocimiento.
Sesión de Tarot por Mai en Munich
Cartas del Tarot. Lectura del Tarot por May en Munich
Maitri - Asesoramiento
For Body and Mind